La Parisienne

Una trilogía, una exposición retro.

Ciudad de México, a 02 de Octubre de 2017.

“Una buena fotografía de moda debe parecer cualquier cosa menos una fotografía de moda: un retrato, un recuerdo, una foto de paparazzi.”

H. Newton

22185059_10214707485739946_1020402498_n

El pasado 28 de Septiembre se llevo exhibición itinerante que revela la nostalgia de una época La Parisienne.

“La Parisienne”, es una exhibición itinerante que revela la nostalgia de una época, en la que tres fotógrafos intentan plasmar el imaginario colectivo de una mujer parisina. Un estereotipo, un cliché, un vestigio, una idea sobre las mujeres de la “ciudad luz” y el “savoir faire” que las caracteriza. Una curaduría en conjunto de Delmari Romero Keith y François Taborelli, que busca mirar la esencia de ese imaginario, esa fascinación que despliega la memoria de una mujer moderna, que fuma y bebe, cruza las piernas y utiliza tacones de aguja, se columpia con gracia y transita entre la moda y el arte, abierta, sofisticada, desinhibida.

Muchos son los que las han colocado delante de su lente, ya sean vestidas o semi-desnudas, posando o distraigas. Desde Carter Bresson hasta Helmut Newton, todos han profesado un embrujo por desentrañar el misterio de esas mujeres audaces.

En el marco de Foto- Septiembre FluxZone y Studio, Chopin presentan esta trilogía de fotógrafos, Helmut Newton, Patric Chelli y Daniel Waks quienes ofrecen su visión particular, presentando en blanco y negro una “exhibición vintage.”

La mayoría de las imágenes son posadas, mujeres semi- vestidas en lugares icónicos de la capital francesa, aunque también hay algunas perlas raras, imágenes robadas de mujeres leyendo en los bordes del Sena o esperando el metro. En París, las mujeres no solo llevan tacones y se visten con prendas de alta costura, una vuelta por la calle es suficiente para ver que las deportistas están a la orden del día, sin que ello les quite su refinamiento ni individualidad. Las revistas, el cine y la literatura han dado alas a un cliché surgido en el siglo XIX, cuando las parisinas ya despertaban fascinación entre sus vecinas de provincias.

Los hermanos Goncourt las definían así en su “Renée Mauperin”: “Ellas tenían todo lo que las caracteriza, sin ser bellas, encontraban la forma de ser casi sublimes con una sonrisa, una mirada, detalles, apariencias y relámpagos de animación.”

“Ser parisina no es tanto una forma de vestir como una manera de ser, de comportarse, que representa a una mujer fuerte y segura de sí  misma, con una elegancia natural que no prescinde de impertinencia ni inteligencia.”

Si bien las imágenes de esta exposición están marcadas por las mismas obsesiones Newton, Chelli y Waks- han conseguido representar el paradigma de esta mujer que se rebela y se revela así misma. Bella, divertida y sensual, pero sobre todo, en perfecta simbiosis con las calles de una ciudad que respira modernidad e historia en partes iguales.

Salvador Osvaldo Quintero Fraixede

Mas fotografía: Acqua Alta Producciones 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s